fbpx

¿Cómo diagnosticar adecuadamente una lesión deportiva?

Recientemente, hemos visto cómo ha incrementado en Costa Rica la participación de deportistas amateur en eventos de gran esfuerzo como los maratones. Lo que muchos ignoran es que para llegar a este punto, que a su vez implica un dramático cambio de estilo de vida, resulta vital ser valorado por un médico o seguir las indicaciones de un entrenador. 

Producto de sobreesfuerzos o de la práctica misma del deporte, es usual sufrir una lesión en alguna parte de nuestro cuerpo. Así lo afirma el Dr. Buján, radiólogo de Medicentro La Sabana, quien diagnostica muchos de estos casos en su consultorio. 

En un Facebook Live que organizamos hace unos días, Buján nos explicó la mejor manera de evitar este tipo de daños en nuestros cuerpos. A continuación, sus respuestas: 

Doctor Buján, usted se ha especializado en radiología e imágenes médicas. ¿Cómo se relaciona esta disciplina con el diagnóstico de lesiones deportivas? 

La radiología es una especialidad muy amplia. Se relaciona con la realización de ultrasonidos, mamografías, tomografías axiales computarizadas, resonancias magnéticas o bien, simples radiografías de articulaciones. 

Por ello, todo lo que involucra el diagnóstico de lesiones deportivas cumple dos fases:

→ Fase clínica: cuando el médico lo examina y hace una serie de pruebas. 

→ Fase del diagnóstico radiológico: cuando hay un examen, como una resonancia magnética o ultrasonido y el médico descubre qué tipo de lesión está afectando a su paciente. 

Hablemos de lesiones deportivas, ¿cuáles son las más comunes que usted diagnostica en su consultorio? 

Las lesiones típicas son las de los tendones. Los pacientes vienen con una ruptura en el tendón del hombro llamada Tendón Espinoso, misma que puede ser completa o parcial. O pueden también presentar una ruptura de los ligamentos. 

En general vienen con lesiones tendinosas, ligamentosas o bufetes. La gente comúnmente les llama esguince de rodillas o de tobillos. Los bufetes implican la inflamación de diferentes articulaciones que poseen pequeñas bolsas productoras de líquido lubricante.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de este tipo de daños en el cuerpo? 

Si no son causas traumáticas relacionadas al deporte, es decir, aquellas que ocurren mientras estamos practicándolo de manera profesional, normalmente se dan porque la persona no está acostumbrada a hacer determinados ejercicios. Por ejemplo, si estás acostumbrado a correr 10 kilómetros y de repente querés hacer 25 o 30 kilómetros, llevás las de perder porque el cuerpo no está preparado todavía para esta magnitud de competencia. 

Entendemos que hay dos tipos de lesiones deportivas: las agudas y las crónicas. ¿En qué se diferencian? 

La lesión aguda es la que ocurre en el momento. Por ejemplo: la persona empieza a hacer un ejercicio y se rompe un tendón. Usualmente el cuerpo tiende a recuperarse, pero si la persona continúa haciendo ejercicio a pesar de las recomendaciones, el proceso de curación no es el correcto y resta características mecánicas a los músculos y tendones. Allí es cuando se da una lesión crónica, que son las que persisten en el tiempo. 

Maureen Vega, una de nuestras seguidoras en Facebook, nos dice: doctor, tengo un dolor muy fuerte en la cadera derecha. No me he caído y no he hecho esfuerzos extraordinarios, ¿qué podría ser? 

Lo que se recomienda en estos casos es la examinación de un médico. Aunque la persona sea joven, existen una serie de patologías que hacen que determinadas zonas de cuerpo sean más vulnerables que otras. Por ejemplo, una persona podría sufrir de “hinchamiento de caderas”, que es cuando esta parte del cuerpo tiene una especie de ruptura que produce dolor. Esto también podría tener que ver con la postura del paciente o con el sobre esfuerzo que éste hace durante el ejercicio.  

Como radiólogo, ¿qué tipo de tratamientos puede aplicar usted a lesiones deportivas? 

Todo depende mucho de la lesión. El radiólogo usualmente está enfocado en el diagnóstico y, en algunas patologías, es muy común que uno pueda aplicar ciertos medicamentos anestésicos o antiinflamatorios para reducir el dolor. 

Hay un tratamiento que ha ganado auge en los últimos años, y que yo fui de los primeros en aplicarlo aquí en Costa rica, que es el “Plasma Rico en Plaquetas”. Esto implica que aplicamos plaquetas en el sitio de la lesión y aceleramos el proceso de cicatrización. Esto lo hacemos guiándonos por el ultrasonido, identificando el punto de la lesión y aplicando el medicamento justo allí. 

Hemos visto una creciente participación de deportistas amateurs en maratones. ¿Qué consejos les brindaría para prepararse? 

En la actualidad está de moda hacer ejercicio.  Hay gente que lo hace porque le gusta, otros por salud y otros porque está de moda. En especial la gente que ha sido sedentaria por muchísimo tiempo, de repente se despierta muy vigorosa y empieza a hacer determinado ejercicio de un día para otro. Esto no es conveniente porque el deporte, cualquiera que sea, conlleva una preparación. El paciente debería hacerse pruebas cardíacas o de esfuerzo, entre otros exámenes, para evitar el riesgo de una muerte súbita. 

Una de nuestras seguidoras de Facebook nos dice que tiene un hijo de 14 años que pertenece al equipo de atletismo de su colegio. ¿Qué recomendación le podría brindar a ella y a otros padres de familia para que sus hijos no tengan lesiones? 

Con los niños y adolescentes es complicado porque están en un proceso de crecimiento. En esta etapa, los huesos tienen unas estructuras llamadas “líneas de crecimiento”, mismas que parecen fracturas. Son normales y se van rellenando a medida que el cuerpo crece. Pero si los muchachos hacen ejercicios muy severos, con una carga muy alta, puede haber problemas de crecimiento o lo que se conoce como “Epifisiolístesis”. Tal vez durante la etapa de crecimiento no se presenten problemas, pero sí los tendrán en la adultez, sobre todo en las caderas. Los jóvenes deben ser supervisados para asegurar que las cargas de trabajo sean adecuadas a su capacidad. 

¿Cómo prevenir las lesiones deportivas en pacientes profesionales o principiantes? 

El deportista profesional es una persona que generalmente está muy bien cuidada por un equipo integral de médicos. Tiene una dieta específica, toma vitaminas y una serie de suplementos. No me preocuparía tanto por ellos como por los deportistas amaterur. Siempre es importante cuidar la alimentación y los niveles de hidratación, así como tener a una persona que lo oriente a uno y que le diga qué debe hacer, cómo hacerlo y por qué. 

¿Qué rol juega el calentamiento de los músculos previo a la realización de un ejercicio? 

Es muy importante. El calentamiento ha cambiado en el tiempo. Antes le decían a uno que tenía que estirar previo al ejercicio, pero imaginemos nuestros cuerpos como un bloque de hielo (que es cuando los músculos, tendones y ligamentos de una persona están fríos) y que de un momento a otro intentemos estirar el hielo con dos tenazas. Lo que va a ocurrir es que lo vamos a romper producto del estiramiento. 

Actualmente, lo que se recomienda es hacer un calentamiento dinámico. Es decir, empezar con ejercicios bastante suaves, como un leve trote alrededor de una cancha, durante cinco minutos, para lograr que las articulaciones estén lubricadas. En ese momento es cuando usted podrá  estirar su músculo, no antes. Siempre es muy importante calentar porque así evita sufrir una importante cantidad de lesiones. 

Kathia Valverde Molina, otra de nuestras seguidoras en Facebook, nos pregunta lo siguiente: doctor, tuve una lesión en la parte externa de la rodilla izquierda. Después de reposar por muchos días me duele pero solo si paso mucho rato sentada. Mientras esté en movimiento no me molesta. ¿Qué puedo hacer en este caso?  

Lo que debe verificar Katia es qué tipo de lesión tiene. Usualmente, las lesiones articulares tienden a doler por la mañana. Es necesario que se evalúe para ver cómo se puede corregir la lesión, sea con terapia física o con operación. Si todo está normal, tocaría hacer una readaptación deportiva, es decir, una serie de ejercicios que poco a poco acostumbrarán a esa parte del cuerpo, que está resentida, a la actividad física normal. 

¿Te gustaría tener una cita con nuestros especialistas? Llamanos a los teléfonos 4700-6868 o 4001-7343, o consultanos vía WhatsApp: 84556176

Dejar un comentario