¿Cuándo deberían las mujeres hacerse un chequeo cardiológico?

Electrocardiograma

Aunque la enfermedad cardíaca es la primera causa de muerte entre las mujeres, la mayoría desconoce a qué edad deberían empezar a practicarse exámenes relacionados con el corazón. ¿Es a los 20, los 30, los 40?

Según la Sociedad Americana del Corazón, los chequeos de esta índole deben empezar a los 20 años para evaluar factores de riesgo como obesidad, presión alta e índice de masa muscular. En el caso del colesterol, debería analizarse de cada cuatro a seis años a partir del primer chequeo, durante la juventud.

La periodista Amanda McMillan explica en un artículo de la Revista Real Simple, que la desinformación sobre la salud cardíaca no discrimina naciones. En la encuesta “Orlando Health Survey”, por ejemplo, se descubrió que solo el 8% de las mujeres consultadas en Estados Unidos pensaban que las pruebas cardíacas deberían realizarse a partir de los 20 años en persona sanas que no presentan factores de riesgo.

Los médicos consultados para el artículo indican que la mayoría de las mujeres jóvenes no piensan mucho en las enfermedades cardíacas y las consecuencias de su descuido, de las que no pueden huir, se presentan varios años después.

“Entre más años estés expuesta a factores de riesgo, mayores serán las posibilidades de padecer de problemas cardíacos”, asegura Swathy Kolli, cardióloga del Centro Cardiológico para Mujeres de Orlando, ubicado en Estados Unidos.

“En muchas mujeres, observamos evidencia de acumulación de placa aterosclerótica (calcio, colesterol, entre otras sustancias de la sangre) durante la década de los veinte años, y si eso no es tratado a tiempo, el corazón les pasará factura en el futuro” , advierte la doctora.

En el caso de que las mujeres que están en sus veinte tengan sobrepeso o presenten otros factores de riesgo, los médicos también les recomendarán hacerse evaluaciones adicionales con frecuencia, tales como una prueba de la glucosa en la sangre para analizar el riesgo de diabetes, un electrocardiograma, para escuchar mejor al corazón, o una medición de la circunferencia de la cintura.

La doctora Swathy Kolli indica que es especialmente importante prestar atención a factores de riesgo cardiológico, ya que los síntomas de esta enfermedad son diferentes en cada mujer y con frecuencia, menos obvios que los de los hombres. Pero más importantes que los exámenes del corazón, son los hábitos de la salud que pueden prevenir estos padecimientos.

“Es un buen momento para asegurarse, a través de la educación, de que las mujeres están comiendo una dieta que beneficia a sus corazones, que no están fumando, que se están ejercitando regularmente y que tienen un buen control de su colesterol. Deberíamos estar teniendo estas conversaciones tan pronto como sea posible, durante la juventud, no deberíamos esperar veinte años, cuando ya podría ser demasiado tarde”, concluye Kolli.

Leé el artículo original aquí.


¿Te gustaría agendar una cita con uno de nuestros cardiólogos? Llamá a los teléfonos 4700-6868 o 4001-7343, o escribinos vía WhatsApp: 84556176