fbpx

¿Hay un adulto mayor en tu casa? Así podés prevenir su desnutrición

Después de los 65 años, existen probabilidades de que un ser humano – que se ha convertido en un adulto mayor – experimente señales de desnutrición que resultan difíciles de detectar. En muchas ocasiones, esto sucede porque la persona no parece estar en riesgo.

La doctora Sonia Murgueytio Jurado, nutricionista de Mayo Clinic (Estados Unidos), explica en un artículo del diario argentino Infobae que la desnutrición en los adultos mayores tiene dos orígenes: la poca alimentación o una alimentación carente de nutrientes.

Este estado patológico de salud puede desencadenar otros problemas como:

-Debilidad del sistema inmunitario que aumenta el riesgo de infecciones
-Mala cicatrización de heridas
-Debilidad muscular y menos masa ósea que pueden llevar a caídas y fracturas
-Más riesgo de hospitalización
-Mayor riesgo de muerte

En Infobae, la especialista recomienda hacer lo siguiente para detectar signos de desnutrición:

Observar los hábitos alimenticios del adulto mayor. Se requiere:

– Pasar tiempo con la persona mientras come en casa.
– Si vive solo, averigüar quién compra su comida.
– Si está en un hospital o un asilo de forma indefinida, visitarle durante sus horas de comida.

Vigilar si el adulto mayor pierde peso:

– Prestar especial atención a la forma en que le queda la ropa.

Estar pendiente de otras señales, como:

– Heridas que cicatrizan mal
– Aparición de moretones con facilidad
– Problemas dentales
– Debilidad en general, lo que se manifiesta en caídas frecuentes

Conocer los medicamentos que toma el adulto mayor.

Hay que tomar en cuenta que muchos remedios afectan el apetito, la digestión y la absorción de nutrientes.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Costa Rica recomienda seguir los siguientes consejos para mejorar la alimentación de estos ciudadanos:

1. Tomar jugo de naranja o comerse la naranja todas las mañanas. También puede beber jugos de zanahoria con manzana, pero siempre consumirlos apenas sean preparados para que la luz solar no destruya la vitamina C.
2. Ingerir cereales y ciruelas para prevenir el estreñimiento.
3. Incrementar el consumo de frutas y verduras. Consumir:
– Frutas ácidas por la mañana
– Frutas dulce por la tarde
Esto, para reducir la producción de gases.

4. Cocinar a la plancha y evitar las frituras.
5. Disminuir el consumo de carne roja. Lo mejor es sustituirla por pollo o pescado.
6. Optar por quesos frescos y leche sin grasa. Si la leche produce retortijones, sustituirla por yogurt.
7. Cocinar con poca sal. Es mejor agregar limón a las verduras y ensaladas en vez de sal. También se recomienda utilizar hierbas para dar sabor a las comidas.
8. Si el coliflor produce gases, es mejor no consumirlo. Tampoco coma repollo o cebolla sin cocinar.
9. Comer despacio.
10. Tomar unos dos litros de líquido al día para orinar con facilidad, prevenir la deshidratación y mejorar el aspecto de la piel.

¿Te gustaría agendar una consulta con nuestros especialistas? Llamanos a los teléfonos 4700-6868 o 4001-7343, o consultanos vía WhatsApp: 84556176