Hombres y mujeres envejecemos diferente, ¡descubra cómo!

En los seres humanos, el envejecimiento se manifiesta con ciertas particularidades según el sexo. Aunque todos nos arrugamos y nuestro cabello se torna gris a medida que nos hacemos mayores, cada quien experimenta esta etapa de forma distinta. En un artículo publicado por el diario El País, en la sección Buena Vida, el periodista Javier Peláez nos enumera cinco formas en las que hombres y mujeres continúan diferenciándose mientras experimentan la vejez.

1. Los hombres envejecen más lento

Peláez asegura que la piel masculina es hasta un 20% más gruesa que la de la mujer, lo que la hace más resistente a los efectos del tiempo. “Además, posee más colágeno, la molécula encargada de otorgar firmeza y resistencia a nuestra dermis y huesos, y mayor cantidad de elastina (…)”, afirma.

Y aunque la piel de los hombres también es más grasa y por lo tanto muestra menos arrugas, la profundidad de las mismas es mayor cuando aparecen en ellos.

2. Las mujeres tienen más manchas en la cara

En su artículo, el periodista comenta que las mujeres poseen la piel más fina y, si se expone continuamente al sol, es más propensa a presentar mayor cantidad de manchas oscuras que en el caso de los hombres.

En ellos, la vejez hace que las orejas y la nariz les crezcan con más frecuencia que a las mujeres. Esto, producto del crecimiento del cartílago que las constituye.

3. Mayor riesgo de sufrir de cardiopatías en los hombres

Las cardiopatías isquémicas e infartos de miocardio son los padecimientos más comunes entre los hombres cuando envejecen, y se manifiestan en el doble de los casos que las mujeres.

“Una buena parte de la protección cardiovascular femenina le viene otorgada por sus propias hormonas, aunque también hay que tener en cuenta que a partir de la menopausia, y con la disminución de éstas, se multiplica el riesgo de padecerlas”, observa Javier Peláez.

4. Las mujeres sufren de calvicie, pero en menor medida

Un pequeño porcentaje de mujeres experimenta calvicie durante la vejez. Pero si se les cae el pelo, sucede principalmente como un efecto de la menopausia (disminución de andrógenos). En el caso de los hombres, la pérdida de cabello de manera natural es un rasgo característico de su sexo.

5. El cabello se torna gris

Peláez indica que el pelo de los hombres empieza a verse gris cinco años antes que en las mujeres. Si bien la aparición de canicie varía dependiendo de los genes, la etnia también es un factor diferenciador. “Los caucásicos son los primeros en tener canas, después los asiáticos y finalmente los afroamericanos, quienes son los menos propensos a la canicie”, comenta el periodista.

Lea el artículo original aquí.

  • ¿Le gustaría agendar una consulta con nuestros especialistas? Llámenos a los teléfonos 4700-6868 o 4001-7343, o consúltenos vía WhatsApp: 84556176