fbpx

BLOG

que-es-el-cáncer

Que es el cáncer y que tipo de cancer existen

Que es el cáncer

El cáncer es una alteración biológica y genética de las células que controla y distribuye nuestro cuerpo. Al ser un crecimiento en número descontrolado, esto da lugar a los conocidos tumores o nódulos. Cuando investigamos el origen de estos tumores, tenemos que tener en cuenta si destruye nuestros órganos o no, si este no invade o destruye los órganos, podremos decir que es benigno.

Estas células tienden a mutar una vez se descontrolan, adquieren capacidades para invadir los tejidos incluso para moverse a través de vasos sanguíneos. En este caso estaremos hablando de un tumor maligno, es decir que estaremos ante un caso de cáncer.

Para que os hagáis una idea de la importancia de esta enfermedad, en 2020 acabó con la vida de más de 10 millones de personas. El que más bajas produjo fue el cáncer de pulmón, seguido por el cáncer colorrectal, más adelante hablaremos de los diferentes tipos.

Los causantes suelen provenir de factores externos, la introducción de alcohol o tabaco a tu rutina diaria serían ejemplos. Por otro lado, también lo podemos derivar genéticamente, nuestra probabilidad puede aumentar levemente, pero ya estamos expuestos a un peligro durante toda nuestra vida.

Agentes

Alrededor del 25% de estos casos proviene de diferentes agentes, la exposición a diferentes mutaciones espontáneas puede ser el origen de un nuevo caso. Los dividimos en agentes físicos, químicos y biológicos.

Físicos

Son aquellos provocados por la exposición a lo nuclear. Accidentes nucleares, radiación de iones o gas radón son los principales causantes.

Químicos

Suelen ocasionarse mayoritariamente en actividades industriales, donde se trabaja expuesto a los químicos. Dependerá del tiempo que hayas estado expuesto y la cantidad. Algún ejemplo de elemento perjudicial puede ser el amianto, mercurio, hidrocarburos o el níquel.

Biológicos

Estas se deben a infecciones causadas por virus o bacterias. Deriva a enfermedades como el cáncer de cuello o hígado.

Tipos de cáncer

Colorrectal

Se origina cuando las células del interior del colon o del recto empiezan a cambiar y descontrolan su crecimiento.

Dentro de los factores de riesgo de esta enfermedad uno de los más importantes es la edad. A medida que vamos creciendo la probabilidad de aparición del cáncer colorrectal va aumentando, por eso la mayoría de casos son en edades adultas.

Cáncer de hígado

El hígado es el órgano interno más grande de nuestro cuerpo, este tiene un rol muy importante a la hora de digerir los alimentos de nuestro cuerpo. Es esencial para vivir, su cuidado y funcionalidad son fundamentales, sin un hígado en buen estado nuestras vidas podrían correr peligro. Dentro de sus principales funciones nos encontramos con la eliminación de toxinas, el mantenimiento del nivel de azúcar o el procesamiento de los nutrientes que obtenemos de los alimentos.

Los factores que pueden afectar al desarrollo de este cáncer pueden ser enfermedades como la obesidad o diabetes, la hepatitis y la cirrosis. La edad también influye bastante, ya que, si durante tu vida has tomado sustancias perjudiciales para el hígado, a partir de los 60 años tu probabilidad será más alta.

Cáncer de mama

Podemos relacionar este cáncer directamente con el género femenino, pero también podemos encontrar casos en hombres. La mama está conformada por diferentes tejidos, desde adiposos hasta más densos, donde dentro de este tejido nos encontramos con una red de lóbulos. Toda la mama está irrigada por vasos sanguíneos que nutren las células.

Pero cuando las células saludables de esta empiezan a cambiar y a descontrolarse, se forma una masa de células formando un tumor. Empieza a ser peligroso cuando estas células perjudiciales se empiezan a trasladar por nuestro cuerpo. Puede llegar a trasladarse incluso a los huesos, pero los sitios más peligrosos que puede afectar son los pulmones, hígado o cerebro, órganos fundamentales para el funcionamiento correcto de nuestro cuerpo.

El cáncer de mama puede ser invasivo o no invasivo. Como sus nombres indican, el invasivo es un cáncer que se disemina por los tejidos hacia los órganos del cuerpo, mientras que el no invasivo solo se limita a extenderse por los conductos de la leche.

La mayoría de casos de esta enfermedad provienen cuando se desarrolla algún tipo de daño en los genes, por ejemplo, después de dar a luz. También se puede desarrollar con más facilidad cuando ya hemos padecido este cáncer anteriormente.

Cáncer de riñón

Todas las personas tenemos dos riñones, los cuales no tienen un tamaño muy grande. Estos se encargan de filtrar la sangre, donde eliminan toxinas y el exceso de minerales y sales naturales. También se encargan de la producción de orina a través del agua ingerida.

Cada riñón trabaja por su cuenta, esto quiere decir que no dependen el uno del otro y podemos vivir con solo un riñón. También es posible vivir sin ninguno de estos dos, a partir de un proceso mecanizado llamado diálisis. Una vez más, cuando las células se descontrolan, se produce un tumor cortical renal. Hay varios tipos de cáncer de riñón, el más común y cubre un 85% de los casos de este cáncer es el de células renales. Este afecta a los túbulos renales que forman el sistema de filtración. El linfoma es otro tipo de cáncer y este provoca un crecimiento de los riñones y puede afectar con tumores en partes como el cuello o pecho.

Tratamiento

Por último, vamos a hablar de los diferentes tratamientos del cáncer. Dentro de estos nos encontramos con el más común, la quimioterapia. A través del uso de medicamentos específicos para el cáncer, se trata de eliminar las células tumorales que provocan los diferentes tipos que se han desarrollado en nuestro cuerpo. Otro tratamiento bastante eficaz para tratar esta enfermedad son las cirugías. Gracias a esto podremos tanto tratar el cáncer por muchos años como también determinar la gravedad de este. Para acabar, la radioterapia es una de las más usadas junto a la quimioterapia. Se puede usar junto a otros tratamientos o sola, siendo una de las más comunes para tratar el cáncer, a diferencia de la quimioterapia que usa métodos más químicos, esta utiliza rayos de alta energía para erradicar las células perjudiciales.